dijous, 25 d’agost de 2011

Una historia de la guerra civil que no va a gustar a nadie de Juan Eslava Galán


Una historia de la guerra civil que no va a gustar a nadie
Juan Eslava Galán
2005
Booket

Un dels títols més falsos que existeixen. Realment agradable i totalment d'acord en que es llegeix com una novel·la.

Alguns moments interesants:

Tot pujant al Dragon Rapide: "El periodista español Luis Bolín, cabello fino peinado hacia atrás con brillantina, ofrece gentilmente su mano a la estudiante inglesa de Artes Dorothy Watson para ayudarla a subir al avión. Al tiempo que la aúpa, tasa, con ojo perito, los encantos de la joven. La falda sport de la británica enfunda un trasero de, al menos, ocho palmos de latitud. Imagina Bolín los pechos valentones y grávidos que se adivinan tras la blusa marinera.
—Parece que empezamos con buen pie —murmura como para sí mientras se acomoda en su asiento." pàg. 9

Mort de Unamuno el 31/12/1936: "El filósofo parece calmarse. Baja la cabeza y hunde la barbilla en el pecho, en su característica actitud meditativa. Aragón respeta su silencio y aguarda a que el maestro reanude su soliloquio. De pronto percibe el olor del cáñamo quemado de las zapatillas de don Miguel. Casi inmediatamente el antiguo rector se desploma sobre la mesa. Aragón intenta sostenerlo. Comprende que el filósofo ha muerto." pàg. 181

Sobre Arias Navarro: "Los fusilamientos se cifran en unos dos mil. Un joven y prometedor abogado, Carlos Arias Navarro, se gana el sobrenombre de Carnicerito de Málaga por su severidad en la depuración de responsabilidades actuando de fiscal." pàg. 208

La estatua de Neptú en el Madrid republicà: "El cenetista Braulio Rodríguez regresa de las trincheras de la Casa de Campo. Le lleva a su familia unos chorizos que ha conseguido por mediación de su amigo el furriel. En el paseo del Pra- do ve la estatua de Neptuno, protegida de las bombas por un terraplén de sacos terreros. Le han puesto una pintada: «O me dais de comer o me quitáis el tenedor.» " pàg. 217

Pipes: ""La hermana de Braulio lo pone al corriente de las dificultades en la retaguardia. Hasta el café de achicoria es difícil de encontrar. La gente mata el hambre comiendo pipas de girasol tostadas con sal, una moda que han introducido los tanquistas rusos (y que se prolongará en la hambrienta y larga posguerra). Ya no queda un gato en el vecindario, todos han ido a parar al puchero." pàg 218



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada