dilluns, 1 de març de 2010

La noche de los cuchillos largos

Entre el 30 de Juny i el 02 de Juliol de 1934

La Nacht der langen Messer o Operació Colibrí fou un cop donat per Hitler a les SA i al seu cap Ernst Röhm.

Les SA (Sturmabteilung) que es podria traduir com "tropas de asalto" era una organització dels alemanys que no havien acceptat la derrota en la I Guerra Mundial, que consideraven que el Partit Nazi havia pactat amb l'aristocràcia i que veien l'exèrcit alemany com inoperant i envellit. També eren coneguts com "camises pardes".

Es van convertir en un grup paramilitar de més de 3.000.000 d'afiliats armats especialitzats en agredir a comunistes, socialistes i que es volia convertir en el nou exercit. Així,al juny de 1932, les SA van matar 82 oponents. Una de les promeses de Hitler fou acabar amb aquest clima de violència.

Hitler considerava a Röhm com una amenaça i va justificar les actuacions d'aquella nit per evitar un cop d'estat. Amb la conformitat de l'exèrcit, les SS i la Gestapo van matar entre 85 i 100 membres de les SA.

El president Hindemburg, cap de l'exèrcit, va enviar un telegrama a Hitler mostrant-li la seva profunda gratitud. Els jutges no es van atrevir a dir res. Aquella nit va significar que, a l'Alemanya del 34 Hitler havia asolit tot el poder.

Veiem com ho explicava el periodista de La Vanguardia en crònica telefònica:



El complot contra Hitler (Por teléfono) Crónica de nuestro redactor-corresponsal Rasgos de la trágica jornada BERLÍN, 30, 12 noche

Hoy, a la tarde, se supo en Berlín que habían ocurrido acontecimientos de gran importancia. Por las cercanías de los centros oficiales circuló el rumor de que había muerto el general von Schleicher, ex ministro de la Guerra y antiguo jefe del Gobierno. El rumor más tarde ha adquirido la confirmación oficial. Se dijo también que el Gobierno había vencido el complot que contra él preparaban algunos de los más destacados Jefes de las milicias nacionalsocialistas, con colaboraciones que no era posible precisar. La rebelión debía estallar en Munich y en Berlín al mismo tiempo. Hoy por la mañana fueron detenidos los cabecillas, y hoy por la noche algunos de esos ya no existen.

El jefe supremo de las milicias nacionalsocialistas, Roehm, venía desarrollando desde hace algún tiempo una conspiración contra el Gobierno, para la cual recababa apoyo entre los jefes mismos que estaban a sus órdenes. Quizá el Gobierno tuvo noticias del hecho hace un mes cuando le apartó de sus funciones, dando una nota oficiosa según la cual ese apartamiento era tan sólo para concederle vacaciones de descanso. Prácticamente, desde entonces, Roehm ya no era el jefe activo de las camisas pardas, pero hasta hoy mismo conservaba la denominación oficial de jefe, asi como la de ministro. Roehm fue detenido en un pueblo cercano a Munich.

En la misma capital de Baviera fueron detenidos algunos de sus más activos colaboradores entre los jefes de la S. A. Fue Hitler mismo que contuvo el complot en Baviera. En Berlín, la defensa del Gobierno, la realizó el general Goering, presidente del Consejo de Prusia.

Aquí, en la capital del Estado, el acontecimiento de más importancia ha sido la muerte del general von Schleicher. La versión oficial cuenta que, enterado el Gobierno de que el antiguo jefe del ejército conspiraba, ordenó su detención, enviando para detenerle, a la policía de Prusia. Dice que el general se resistió a la detención y sacó un arma. El general cayó muerto instantáneamente, y su esposa, que se interpuso en la pelea, gravemente herida, falleciendo poco después.

El complot tenia evidentemente gran extensión entre los Jefes de las milicias nacional-socialistas, por cuanto se sabe por noticias oficiales de última hora que han sido detenidos, juzgados en juicio sumarislmo y condenados a prisión el jefe de Berlín, Erenst, el Jefe de las milicias de Sajonía Haln, el de las de Pomerania y algún otro Jefe de las organizaciones de Munich.

La cifra de muertos no se puede precisar con exactitud aunque se supone de cinco a seis. Sobre la suerte del jefe supremo de las milicias, Roehm, circulan noticias contradictorias En los centros oficiales se niegan terminantemente a decir en donde está y si vive o si no vive en este momento.


A las milicias de Baviera se sabe que intentaban llevarlas a la rebelión diciendoles que Hitler estaba contra su propio partido, contra los S. A. ,y que en esta actitud le acompañaba el Ejército.


La primera nota oficiosa que dió el Gobierno contaba tan sólo que el Jefe de los S. A., Roehm, habla sido expulsado del partido por faltas graves. Después apareció otra nota diciendo que se imponía una labor de depuración en el seno de las camisas pardas y que la expulsión de Roehm habla sido acompañada de otras varias.


A las diez de la noche se confirmó oficialmente la muerte del general von Scheicher A última hora oficialmente también comunican que ha habido un complot y que los jefes de este complot han sido fusilados. Uno de ellos Ernst, jefe de las milicias de Berlín y Brandeburgo, fue detenido cuando iba a huir al extranjero.


Es muy difícil precisar que se proponían los rebeldes además de derribar a Hitler y al Gobierno. Reina la mayor confusión sobre sus posibles intenciones políticas.


Las noticias oficiales lo juzgan diciendo que las ideas que propagaban eran de extrema izquierda pero que sin duda han colaborado estos llamados enemigos de los reacionarios con representantes de la reacción. Supone además la interpretación oficial que debían tener relación con alguna potencia del extranjero.


Lo que más extraña a la gente es que en un movimiento revolucionario de tipo ultra izquierdista pudiesen colaborar el ex ministro y ex Jefe del Gobierno, Von Schleicher. Las ideas políticas de Roehm no son conocidas, porque hasta ahora se dedicó exclusivamente a la organización de las camisas pardas.


Las del general que ha fallecido, quizás se puedan discernir mejor recordando su obra cuando fué jefe del Gobierno.


Sea cual fuere la extensión del complot y aún cuando apenas se tienen noticias concretas de su alcance y de los elementos que entraban en él, es seguro que el Gobierno domina completamente la situación y que en este momento en todo el país hay gran tranquilidad.


La avidez de noticias en el público ha sido extraordinario. Tanto más cuanto que las sucesivas ediciones de los periódicos no contribuían a saciarla. Porque apenas se iban comunicando poco a poco algunos datos, para no dar de momento la impresión de la importancia del momento.

En sustitución de Roehm se ha confirmado en el puesto de jefe de las milicias nacional socialistas el que ocupaba la Jefatura interina.


Hay una circular que ha reproducido toda la prensa dando instrucciones severísimas para mantener la disciplina dentro de las camisas pardas y para mantener la moral. La nota oficiosa que explica el origen y la índole del movimiento revolucionarlo califica muy duramente diversas faltas morales de Roehm y de otros de sus colaboradores. Así el efecto más inmediato que ha tenido la rebeldía es el de organizar de otro modo las milicias nacional socialistas que hasta ahora constituían la armadura del Estado.


Sin poder lanzarse a profecías no parece que de momento el complot provoque ninguna dimisión en el seno del gabinete. Si, quizás, la rebeldía pudiera tener algún contacto con algún reaccionario, en todo caso, según las noticias oficiales, ningún derechista civil caracterizado se encuentra en la lista de los comprometidos.
RUBÍN

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada