dijous, 31 de gener de 2013

Las preguntas de Zapata de Voltaire

Las preguntas de Zapata y otras sátiras
Traducció de Margarita Julià Sotomayor y Manuel Gil de Oto
188 pàgines
Ediciones Barataria
Colección Inferno
Ilustració de coberta: La fiesta del rey de las habas (Jacob Jordaens 1650)

En general es tracta més d'un desencant reflexiu que una actitud absolutament anticlerical. En qualsevol cas, l'humor i l'agilitat són excepcionals. El diàleg entre Llucià, Erasme -que imità a Llucià en els Col·loquis, els Apotegmes i els Adagis- i Rabelais conclou quan s'en van a cercar a Swift. Si sumem al propi Voltarie tenim una veritable "maneta".

Las preguntas de Zapata: 67 preguntas d'un frare salmantí plenes de seny davant la incoherència del catolicisme
Un brahmán y un jesuita
Marco Aurelio y un recoleto: Entrevista intemporal entre l'emperador i un frare
Historia de los viajes de Scarmentado: Acaba amb la bonica frase "Me casé con una compatriota y fui cornudo. La experiencia me ha convencido de que es el estado más gustoso de la vida."
Historia de un buen brahmán: "-Tenéis razón -me respondió-, me he dicho cien veces que sería feliz si fuera tan necio como mi vecina, pero yo no querría ese bienestar."
Reflexiones para los necios.
La balanza en el fiel: Contra els jesuites
Luciano, Erasmo y Rabelais: Diàleg a l'estil lucianesc de tres dels escriptors més influents de la història. "Erasmo y Rabelais siguen conversando. Luciano se acerca a ellos después de haber leído varios capítulos del Gargantúa y algunas páginas del Elogio de la locura. Se fueron luego a buscar al doctor Swift y todos juntos cenaron alegremente."
Popurri
El hombre de los cuarenta escudos
Aventura india traducida por el ignorante
Bababec y los faquires
Epístola a los romanos traducida del italiano por el conde de Corbera
Las cartas de Amabed
Historia de Jenni o el ateo y el sabio
Los ciegos, jueces de la locura
Mujeres, ¡someteos a vuestros maridos!
Ideas de La Mothe Le Vayer
La señorita de Lenclós
Galimatías dramático

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada