dissabte, 5 de novembre de 2016

Pedro Páramo de Juan Rulfo

            Título: Pedro Páramo
Autor: Juan Rulfo
Año: 1955
Editorial: RM & Fundación Juan Rulfo
ISBN: 978-84-934426-0-6
Impresión: México Octubre 2014
Páginas: 132

Se tiene que leer dos veces. En caso contrario te puedes perder bastante fácilmente. García Márquez lo leyó dos veces seguidas, en la misma noche, antes de escribir Cien años de soledad.

Necesario como entrenamiento antes de Cien años de soledad. Comala no es Macondo pero se le parece.




Personajes. En cada línea se ve la evolución hasta que el autor se digna a dar el nombre.

Protagonista, hijo de Pedro Páramo. Juan Preciado. Su nombre aparece en la página 45
Madre del protagonista, mujer de Pedro Páramo. Doloritas, Lola Preciados
Pedro Páramo, padre del protagonista. Se convierte en protagonista.
Arriero hijo de Pedro Páramo. Abundio Martínez
Eduviges Dyada, amiga de Doloritas. Tiene una hermana: María. Tiene una fonda.
Madre de Pedro Páramo
Susana: amada de Pedro Páramo, Chona. Última esposa de Pedro Páramo
Padre de Susana, Bartolomé San Juan
Abuela de Pedro Páramo
Inés Villalpando, comerciante
Padre de Pedro Páramo, Lucas Páramo. Murió en una boda por una bala equivocada. Su hijo, en venganza, mató a muchos.
Inocencio Osorio, Saltaperico, provocador de sueños
Pedro, compadre de Eduviges
Gertrudis, hermana de Doloritas Preciados
Rogelio, telegrafista
Miguel Páramo, hijo de Pedro Páramo
Fulgor, administrador de Pedro Páramo. Se apellida Sedano, 54 años.
Padre Rentería. Tío de Anita, se hará revolucionario.
Hermano del Padre Rentería, asesinado por Miguel Páramo
Sobrina del Padre Rentería, violada por Miguel Páramo, Anita
Terencio Lubianes, peón
Ubillado, hermano de Terencio, peón
Toribio, peón (podría ser el otro Toribio?)
Isaías, peón
Jesús, peón
Maria Dyada, hermana de Eduviges (no esta claro quien se suicida si Maria o Eduviges)
Damiana Cisneros. Cuido al protagonista cuando nació. Trabaja para Pedro Páramo. Como no se acostó con Pedro Páramo, este siempre la respetó. Ella le proporcionaba mujeres.
Toribio Aldrete, ahorcado. Pedro Paramó envió a Fulgor para reclamarle unas tierras.
Matilde Preciados. Hermana de Doloritas Preciados. Vive en la ciudad
Fregosos acreedores de Pedro Páramo
Guzmanes acreedores de Pedro Páramo
Sixtina Cisneros, hermana de Damiana
Filoteo Aréchiga. Se encargaba de buscarle mujeres a Pedro Páramo
Cuñado de Galileo
Galileo. Niega haber vendido su tierra a Pedro Páramo
Felicitas, mujer de Galileo
Mujer desnuda, hermana de Donis
Hombre desnudo, Donis, hermano de la mujer desnuda
Filomeno
Dorotea
Melquiades
Prudencio el Viejo
Sóstenes
Obispo
Mujer que coge sábanas, hermana de la mujer desnuda
Dorotea,muerta que pensaba que tuvo un hijo. Comparte tumba con Juan Preciado. Dorotea la Cuarraca, pide limosna. Conseguía las mujeres a Miguel Páramo.
Santos del cielo
Mujer que dice que Miguel Páramo ha matado a su esposo
Cura de Contla. Le niega la absolución al Padre Rentería
Justina Díaz. Cuida a Susana que está bastante loca. La cuida desde que nació.
Madre de Susana. Murió de tisis
Muerto al que casi mata Pedro Páramo. Lo deja cojo y con el ojo torcido en la boda.
Indios de Apango
Florencio. Esposo de Susana
El tartamudo
Revolucionarios
Tilcuate, matón a sueldo de Pedro Páramo. Damasio Tilcuate
Gerardo Trujillo. Licenciado de Comala
Esposa de Gerardo Trujillo
Margarita. Chica con la que se acuesta Pedro Páramo
Ejército de Pancho Villa
Fausta y Ángeles. Ancianas del pueblo
Doctor Valencia
General Obregón
Doña Inés, madre de Gamaliel
Gamaliel Villalpando, tendero
Refugio, mujer de Abundio

Algunas palabras mexicanas:

Tiliches: Baratija, cachivache, bujería.
Cobija: Ropa de cama y especialmente la de abrigo.
Nixtenco: Lugar donde se cuece algo (NO RAE)
Dizque: Al parecer. El uso en la novela no coincide.
Collón: Cobarde
Chicote: Látigo
Moño: Moño de picaporte
Encampanar: Embarcar a alguien en una empresa dudosa
Diyitas: Diminutivo de días (NO RAE)
Turicata: Un tipo de ácaro. (NO RAE)
Chincual: Sarampión
Pilmama: Niñera
Mitote: Bula, pendencia, alboroto
Cocuyo: Insecto luminoso

Algunas citas

– Hace calor aquí -dije.
– Sí, y esto no es nada me contestó el otro-. Cálmese. Ya lo sentirá más fuerte cuando lleguemos a Comala. Aquello está sobre las brasas de la tierra, en la mera boca del infierno. Con decirle que muchos de los que allí se mueren, al llegar al infierno regresan por su cobija. (pág. 8)

Platicaban, como se platica en toda partes, antes de ir a dormir (pág. 31)

Estoy repasando una hilera de santos como si estuviera viendo saltar cabras. (pág. 34)

-¿A quién le debemos? No me importa cuánto, sino a quién. (pág. 39)

“Aquí se acaba el camino –le dije-[a su alma]. Ya no me quedan fuerzas para más”.  Y abrí la boca para que se fuera. Y se fue. Sentí cuando cayó en mis manos el hilito de sangre con que estaba amarrada a mi corazón.” (pág. 70-71)

El padre Rentería se acordaría muchos años después de la noche en que la dureza de su cama lo tuvo despierto  y después lo obligó a salir. Fue la noche en que murió Miguel Páramo. (pág. 73)

-Voy a ir un rato a caminar, Ana. A ver si así reviento. (pág. 77)


Faltaba mucho para el amanecer. El cielo estaba lleno de estrellas, gordas, hinchadas de tanta noche. La luna había salido un rato y luego se había ido. Era una de esas lunas tristes que nadie mira, a las que nadie hace caso. Estuvo un rato allí desfigurada, sin dar ninguna luz, y después fue a esconderse detrás de los cerros. (pág. 111)

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada