diumenge, 17 de gener de 2010

El Jarama


El Jarama
Autor: Rafael Sánchez Ferlosio
Any: 1956
Editorial: Destino. Colección Ancora y Delfín nº 121
Pàgines: 347

Es quasi bé teatre sense acció. Sols hi ha un fet tràgic que trenca la linialitat i que acaba essent capturat per la quotidianitat.

El llenguatge presenta una força excepcional fent reflexionar sobre paraules i dites ara en procés de desaparició.




Frases mítiques:

"-Un juego que de siempre ha existido [la rana], ahí done lo tienes -comentaba Felipe. No se pasa de moda.
-Ya. No como el futbolín y estos enredos de hoy en día, que tan pronto hay fiebre de ellos entre la juventud, como de golpe desaparecen el día menos pensado.
-Y son el perdetiempo más grande y el mal ejemplo de los chicos -dijo Petra-. Pervierten a la infancia.
-¿Pues no te acuerdas tú, Sergio, de los tiempos aquellos del yoyó, muy poco antes de empezar la guerra? -le decía Felipe a su hermano.
-Sí que me acuerdo, sí.
-Pues cuidado que era aquello también un invento ridículo del todo. Todo el mundo con el dichoso cacharrito y venga de darle para arriba y para abajo de la mañana a la noche.
Sergio dijo:
-Es que la sociedad está desquiciada; se dejan contagiar de la primera cosita que sale, y hala, todos a hacer lo mismo, como grullas." (pág 156-157)


"(...) Lo menos cinco años que se lo vengo diciendo ya: "Vamos a hacer un esfuerzo, Felipe, unas economías, y solicitas otro coche, ahora que dan esos Renoles tan estupendos, y con tantas facilidades, para uno mismo irlo amortiguando sin apercibirse..." (pág. 159)

Com a exemple de l'us del llenguatge, en aquest cas d'un personatge català:

http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=58609
La lengua de "El Jarama" a través de sus personajes

* Autores: Luis Alberto Hernando Cuadrado
* Localización: Anuario de estudios filológicos, ISSN 0210-8178, Vol. 10, 1987,pags. 161-175


2. En las intervenciones de la catalana Nineta, cuñada de Felipe Ocaña, se detectan rasgos típicos de su procedencia geográfica y ciertas peculiaridades estilísticas dignas de mención. De ella observa el narrador, tras de ser presentada a Faustina, que «se le notaba un deje catalán» (p. 100) y, más adelante, que «decía una uves muy marcadas» (p.135). En una ocasión se le desliza en la conversación el término nosaltres: «—Nosaltres tenemos la Butifarra y los Embutidos de Vic» (p. 141); por ello, acto seguido, interviene su marido para corregir: «—Sí, pero habla castellano, Nineta —la reprendía su marido—. Di 'nosostros`, como Dios manda. Estás en Castilla, pues habla el castellano» (p. 141). Recurre frecuentemente a la interrogación formularia y enfática: «—En Barcelona, en la Bonanova —decía la cuñada de Ocaña—, allí sí que hay torres bonitas; y hechas con gusto, ¿eh? Jardines de lujo, con surtidores y azulejos, que valen una millonada.Es toda gente que tiene, sabes? —hacía un gesto de dinero con el pulgar y el indice» (p. 112). Entre los restantes fenómenos, destacan: la posposición del posesivo al sustantivo:«—[...] por cada quince días que el hermano Ramonet se pasa en casa suya en Barcelona, está por lo menos un mes en casa nuestra» (p.182); la elipsis: «—Perdona, hombre, perdona. [se] Me escapó. Es igual» (p. 141); la catáfora del pronombre neutro lo: «—Ah, tú verás que sí. Lo has de ver que en setiembre viene a Madrid esta maquinita» (p. 181); el relativo la cual en proposición explicativa: «—[...] Tengo una amiga casada en Barcelona, la cual tiene tres hijos, y no obstante le gusta tener gatos» (p. 136); el sintagma antes de mi en lugar de antes que yo: «—[...] Mira, es más pequeña que yo, para que veas,¿eh?, y tuvo que casarse antes de mí» (p. 182); la utilización del artículo en vez del posesivo con nombres de parentesco: «—[...] Y todo que yo me puse en relaciones con Sergio antes de ella conocer al esposo» (p. 182); la perifrasis haber de + infinitivo: «—Mira —dijo Nineta—; tú no has de pensar en el regreso, ahora» (p.187); la construcción sintáctica exclamativa constituida por la combinación de qué + verbo copulativo + adjetivo: «—¡0h, la luna, Sergio! ¡Qué es bonita! ¡Qué es grande!...» (p.243), o la formada por bien de + sustantivo + que + verbo: «—Bien, si es por esto que lo dices, las jaulas bien de trabajo que te dedican...» (pp. 135-136). Y, por supuesto, no podía faltar el tan traído y llevado es por esto que, como ya se ha podido observar en el precedente ejemplo: «—Es egoísta, ¿sabes? Es por esto que nos hemos llevado siempre medio mal» (p. 182).




Biblioteca básica RNE Radio 5 El placer de leer un clásico

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada