dissabte, 11 de febrer de 2017

Diosas (Joseph Campbell) CAPÍTULO IV DIOSAS SUMERIAS Y EGIPCIAS

CAPÍTULO IV DIOSAS SUMERIAS Y EGIPCIAS

La agricultura y la domesticación de animales se puede datar en la Vieja Europa en torno al 10.000 a.C. La civilización empieza en el llamado Creciente Fértil hacia el 4.000 a.C. Los ríos exigían una organización social y aportaban fertilidad constante. Las primeras ciudades datan del 3.500 a.C. en Mesopotamia con funciones diferenciadas para diferentes grupos de personas. En ese momento aparecen en la India las castas y los primeros mandalas.
El cuerpo sacerdotal, combinando la escritura con la observación, empieza a registrar las primeras efemérides celestes tanto de estrellas como de los planetas hasta Saturno y, evidentemente, de la Luna. Observan la existencia de un orden cósmico y matemático. Se pasa del suceso excepcional e impredecible a lo previsto. Se pasa de la Madre Tierra a la Madre Cosmos. Aparecen las diosas del destino, las Moiras, las Nornas nórdicas. Vivimos en el interior de la madre, en su útero. En la India se vincula con el lingam y la yoni.
Las abstracciones armónicas (geometrías) aparecen por primera vez en el arte sumerio del 4.000 a.C. (calcolítico o edad del cobre). Tanto en el plato como en la ciudad, la flor, el templo, está en el centro. También surge en este momento la esvástica que rota en torno a su eje.
En las ciudades sumerias, el templo estaba en el centro y su forma era el de una vulva de vaca. En la India, la vaca es la forma animal de la Madre Universal.
En sumerio, el término para aprisco, útero, vulva, lomo y regazo era el mismo.
En Al-Ubaid aparecen los zigurats. En ellos, los sacerdotes recogían la leche -que consideraban ambrosía- de unas vacas para la familia gobernante. Era leche vinculada a la Diosa que les permitía meditar sobre su función en la sociedad.
El sumerio no guarda parentesco ni con las lenguas indoeuropeas ni con las semíticas.
León y águila son símbolos del poder solar femenino. El toro y la luna son símbolos fecundadores masculinos.
El Génesis es una traducción -a conveniencia- a la mitología patrilineal hebrea de viejas tradiciones sumerias. La Diosa principal sumeria era Inanna o Ishtar -como aparece en Gilgamesh-. Si en el paleolítico y el neolítico se acentuaban pechos y caderas, en el 3.200 a.C. en el vaso de Warka, la Diosa es la fertilizadora del espíritu. Igual sucede con la exageración de los ojos en la Diosa de los Ojos siriana. Se han encontrado Diosas de los Ojos en los yacimientos de arsénico desde los Balcanes hasta Escandinavia pasando por las Islas Británicas. El arsénico mezclado con el cobre daba el bronce.
Sir Leonard Woolley encontró frente a los zigurats de Ur enterramientos de reyes con sus esposas y servidores enterrados vivos. No se sabe si el rey murió ritualmente o de forma natural. El rey y su corte se sepultan y se cubren de tierra. Encima se enterró a la reina con su corte. La idea es que la mujer acompañe a su marido para guiarle por el inframundo. Es el sati indio.
En un relato Ishtar es la heroína que recupera a su esposo Tammuz del inframundo consiguiendo la inmortalidad para los dos.
Inana viaja al inframundo y, en cada uno de los siete umbrales ha de dejar una pieza de ropa o una joya. Llega desnuda frente a su hermana Ereshkigal, gobernadora del Más Allá que mata a Inana con el ojo de la muerte. Los servidores de Enki, dios de la magia, van a buscarla y se encuentran a Ereshkigal con dolores de parto. Empatizan con ella y logran la liberación de Inana. Cuando Inana regresa al mundo superior observa que todos estaban llorando su pérdida excepto su marido Dumuzi. Por tanto, cuando decide quién ha de sustituirla en el inframundo, envía a Dumuzi.

La Edad del Bronce en Mesopotamia se anuncia con la llegada de los acadios, un pueblo semita. El primer rey conocido, Sargón I, hacia el 2300 a.C., tiene una historia casi coincidente con la de Moisés. Hammurabi muere en 1750 a.C. En su código observamos, por primera vez, el Sol guerrero masculino y la luna femenina.
Los semitas traen la tradición del dios solar Marduk que se enfrenta a Tiamat, la diosa del abismo. Marduk la mata, la corta en dos y con su parte superior crear el cielo y con la inferior el abismo. Crea los hombres con la sangre de Tiamat.
Frente a la unión de lo femenino, la desunión de lo masculino. Por primera vez el individuo se separa de Dios y de la naturaleza. Entre los semitas, la divinidad local es la principal, por tanto, no pueden asimilar su dios al de los otros pueblos. Su dios es un dios dominador y excluyente. La vida divina ya no está en el interior; está fuera. Se exagera el papel del padre y se repudia a la naturaleza y a la madre. Nietzsche lo llama la experiencia de Hamlet.
En la tradición semítica la Diosa queda relegada al agua cósmica (por encima de la cual se mueve Yahvé en el Génesis), es el puro caos y carece de personalidad. El pacto se simboliza con la circuncisión excluyendo a la mujer. En la tradición que repudia a la mujer, se rechaza incluso la belleza por ser una distracción.

Los primeros asentamientos en el Nilo se dan en torno al 4.000 a.C. Empieza en el norte, el período intermedio se sitúa en el centro y el período tardío corresponden al sur.
Egipto y el Nilo sólo puede ser atacados por el Delta. El desierto protege todo el resto.
La fuente cultural egipcia es Mesopotamia. Las primeras dinastías se sitúan entre el 3.200 a.C. y el 2685 a.C. Luego vienen las pirámides que corresponden al Reino Antiguo.
Entre 1650 y 1580 a.C. hubo invasiones por el delta. Probablemente fue la época de la llegada de los hebreos. Los invasores son expulsados y Egipto se expande. Es la época del Imperio reflejado en las historias bíblicas.
En 525 a.C. es conquistado por los persas y, nuevamente por Alejandro Magno en 332 a.C. César lo hace en el 30 a.C. en la época de Cleopatra.
Hacia el 3.200 a.C. con un estilo surgido de repente, vemos al rey del Alto Egipto someter al rey del Delta unificando los dos reinos. Hay símbolos de vaca que representan a Hathor, diosa del horizonte y que mantiene la unión entre el Alto y el Bajo Egipto. El rey del Alto Egipto lleva el rabo de toro que simboliza a Osiris, toro lunar que muere y renace. Todos los faraones tendrán que pasar por dos coronaciones: la del Alto y la del Bajo Egipto. La corona integrará los dos símbolos.
La pirámide (Cuarta Dinastía entre 2613 y 2494 a.C.) se asocia a la crecida del Nilo. Osiris, en descomposición, fertiliza la tierra. Cuando las aguas se retiran surge la colina primigenia o semilla del universo que es la pirámide.Esa colina es la Diosa que genera el Universo y en su interior se halla el rey. Osiris fertiliza a la Diosa.
En Egipto el cielo es la diosa Nut y la tierra su esposo el dios Geb. El sol nace de su matriz por el este y se introduce por su boca por el oeste.
En Grecia y Mesopotamia el cielo es el dios y la tierra la diosa. Urano estaba tan pegado a Gaia que sus hijos no podían salir de la matriz. Gaia entregó una hoz a Cronos para que castrase a Urano y lo empujase a lo alto. En Egipto es al contrario. La diosa es quien es empujada hacia lo alto.

El mito de Isis y Osiris: Nut tuvo dos parejas de mellizos: Osiris e Isis y Seth y Neftis.
Osiris organizaba la sociedad. Isis era el trono en que se sentaba Osiris.
Una noche Osiris se equivoca y se acuesta con Neftis. Seth se entera y se quiere vengar. Neth le ofrece un sarcófago a Osiris que le queda perfecto. Seth lo envía río abajo y llega hasta Siria donde un árbol brota sobre el sarcófago. El rey sirio edifica justo allí su palacio, Isis parte en búsqueda de Osiris. Lo encuentra en Siria pero tiene que cuidar al hijo de la reina. Una noche la sorprenden en un rito mágico con el bebé que queda interrumpido. Isis se revela como diosa y se lleva a Osiris. Por el camino se acuesta sobre él y se queda preñada de Horus. El dios sol Amon-Ra y la diosa luna Thot, le ayudan en el parto.
Mientras Neftis había tenido el hijo de Osiris. Era Anubis, el de la cabeza de chacal. Un día Seth sale a buscar jabalíes (símbolo ctónico) y se encuentra con Isis y Osiris. Descuartiza el cuerpo de Osiris en quince trozos. Isis empieza a recuperarlos con la ayuda de Anubis y de Neftis. Recuperan 14 menos el falo que se lo ha comido el pez oxirrinco. Así, Osiris, fertiliza cada año el Nilo. Anubis embalsamará el cuerpo de Osiris. Por eso, los sacerdotes se pondrán una máscara de Chacal para los ritos de embalsamamiento.
Horus se enfrenta a Seth y pierde un ojo, Ese ojo es presentado a Osiris y se consigue su resucitamiento inmortal. Así Osiris es el juez de los muertos y Horus con el faraón vivo.

En el rito del pesado se compara la pluma espiritual con el corazón físico. Si pesa más la pluma, merece la inmortalidad. En caso contrario, un cocodrilo lo devora.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada