dissabte, 11 de febrer de 2017

Diosas (joseph Campbell) CAPÍTULO V DIOSAS Y DIOSES DEL PANTEÓN GRIEGO

CAPÍTULO V DIOSAS Y DIOSES DEL PANTEÓN GRIEGO
En las mitologías, el poder al que cada uno se dirige es una imagen magnificada de ese poder que opera en sí mismo. En cambio, eso no pasa en las teologías (especialmente las semíticas) por su carácter finalista. En esas teologías no hay identificación.
En el budismo, el shinto, es el pensamiento del despertar a la conciencia de pertenecer al todo.
El hinduismo coincide con el judaísmo en el hecho de que se puede nacer hindú sin participar de la religión.
En el nomadismo, cualquier individuo tenía un control absoluto de su herencia cultural. En cambio, con el sedentarismo y la especialización, eso se pierde. En la India, las tres castas superiores, las nacidas dos veces, organizan su conocimiento como pertenecientes al todo. Incluso, la parte inferior, se auto-considera las piernas y los piés del cuerpo social.
Números importantes surgidos de la matemática sumeria son el 9 y el 432. Se pueden encontrar en tradiciones nórdicas, hindúes, cristianas, somáticas, etc.
El clímax de la colisión masculina y femenina se encuentra en la Orestea, particularmente en Las Euménides con el perdón de Orestes por Apolo y Atenea (línea matriarcal) por el asesinato de su madre. Orestes, instado por Electra, ha matado a su madre Clitemnestra y a su amante Egisto en venganza por el asesinato de Agamenón.
El mito griego no se consolida en una obra escrita definitiva y así se puede amoldar a los cambios. En cambio, la religión semítica queda fijada en un libro y es susceptible de enfrentarse a la ciencia que no deja de evolucionar. San Agustín, en el siglo V determina la ortodoxia (palma en 430 en Hipona).
En Grecia, en cambio, no había ninguna escritura sagrada. Tenían a Homero, los Himnos Homéricos, Hesíodo, etc. Nada serio. Lo mismo en la India.
La Gran Diosa aparece en Grecia de diferentes modos:

Artemís: asociada al oso y a la estrella Arturo. Hermana de Apolo. Nada más nacer ayuda a su madre Leto a dar a luz a su hermano Apolo. Es el poder de la naturaleza frente al poder organizador de Apolo. Asociada al arco y la caza y al ciervo. Mata al ciervo siendo el agente de su propia muerte y por tanto, su aliado desde el principio, el mensajero asignado del destino. Acteón mira a Artemís desnuda con ojos no de veneración sino de lujuria animal. Artemís lo convierte en ciervo y es devorado por sus perros. El humano que no se prepara es destruido en la visión de los dioses.

Apolo: Para Nilsson, su origen es hitita. Eso explicaría su apoyo a Troya. Su vinculación con la serpiente refuerza su relación con la curación, el abandono del pasado, el avance hacia el futuro. Este papel será heredado por Asclepio y en parte por la hija de este último Hygieia (de aquí higiene). La serpiente, excepto en las religiones semíticas, es símbolo de energía y consciencia. Nilsson insiste en que siempre que encontramos a Apolo, éste está sustituyendo a un dios anterior.
Apolo custodia el ónfalo en Delfos. La pitonisa era la consorte de la serpiente cósmica -Pitón- a la que Apolo mató y cuyo santuario se apropió.
En Delfos el entorno era el tú. En New York es el ello.
También está vinculado al Sol; es Febo Apolo. Los efebos -jóvenes estrellas- caen al mar.

Dioniso: En origen, el teatro era un recinto religioso dedicado a Dioniso donde se representaban temas míticos y se participaba de ellos con la consiguiente activación de cada uno de los miembros de la comunidad. El antagonismo entre Apolo y Dioniso es total: lo racional frente a la inconsciencia. Nietzsche sigue siendo el referente en los estudios de la relación entre lo apolíneo y lo dionisíaco. Para él el arte surge de la sorpresa y el temor ante la observación de lo trascendente.

Zeus: Es un dios indoeuropeo sin relación con la Diosa. Ganímedes, su copero, es raptado de la misma manera que muchas tribus separan -mediante ritos- los niños varones del entorno femenino. En Olimpia Hera era adorada mucho antes de la llegada de Zeus.

Ares: También es indoeuropeo. Se vincula a la Diosa por sus relaciones con Afrodita.

Atenea: En ocasiones es representada asociada a serpientes, lo que la vincula con la Diosa de Creta.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada